Historia

 

En Ador, como en otras poblaciones de La Safor, han quedado al descubierto restos que han puesto de manifiesto la existencia de vida 3.000 años a.C. (Eneolítico). La cueva del Barranco del Figueral en la montaña de "Els Ninets" ha sido un libro abierto para los arqueólogos, donde se descubrió un enterramiento del Neolítico.

  • ADOR ROMANO: Los restos arqueológicos, de esta época son de los más importantes de la comarca, fueron hallados en la partida Raconch, al plano de I'Alfas y los mismos aportan un material de gran valor para el estudio de la EPOCA ROMANA en nuestra zona. Además de gran cantidad de objetos, se constató la existencia de una mansión con un sistema de calefacción muy especial para su época.
  • ADOR ÁRABE: El topónimo de Ador parece ser de origen musulmán y significa "tanda de riego". Ador pertenecía en estos tiempos al Reino de Dénia, en el que el Castillo de Ador-Palma jugaba un importante papel, junto con los castillos de Rebollet, Borró y Villalonga. Los árabes proyectaron nuestra agricultura con un sistema de regadío muy singular, que hoy en día se sigue utilizando, pese a la implantación del riego por goteo. Crearon una huerta rica, continuaron la industria de la seda y plantaron la caña de azúcar para extraer este elemento. Una muestra de la existencia de esta etapa en la historia de Ador ha sido la multitud de restos de la cultura árabe encontrados en el castillo, restos que en la actualidad continúan apareciendo y que algunos desaprensivos destruyen o esconden para sí. Los barrios de "El Barri" y "El Raval" formaban la antigua población árabe, lo que en la actualidad es la parte más elevada de la actual población de Ador.
  • ADOR CRISTIANO: El Reino de Dénia, al cual perfenecía la comarca de La Safor en tiempos de los árabes, fue reconquista por Jaime I. Los árabes de Dénia se dirigieron hacia Alicante. La repoblación de Ador por los cristianos fue inmediata, como así lo demuestra el "Llibre del repartiment", donde quedan reflejadas las diferentes donaciones de Ador a los respectivos caba¬lleros, que pasó a ser población cristiana y formó parte de uno de los más importantes señoríos enclavados en la bella comarca de La Safor.

Actualmente Ador es un municipio en clara progresión, favorecido notablemente por la creación y desarrollo de infraestructuras iniciadas en los últimos años.

 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31